Imma Folch | Chief Happiness Officer
513
post-template-default,single,single-post,postid-513,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Chief Happiness Officer

Chief Happiness Officer

A veces hay conceptos que de repentIMG_2515e aparecen en tu vida y te persiguen. Es como aquello de estar embarazada y sólo ver embarazadas… ¡qué poderosa es la mente!

Hace un par de semanas, en unas reuniones de empresas uno de los ponentes habló de organizaciones felices, y como se había demostrado que en aquellas organizaciones en los que los empleados eran felices la productividad aumentaba. En un primer momento pensé : “¡Qué obviedad! ” Pero después reflexionando largamente sobre el tema me dí cuenta de la importancia de esa afirmación: Las organizaciones felices producen mas.

Prefiero concentrarme más en la primera parte de la frase, ser feliz, que no en la segunda, producir más. En mi formación marketiniana, que ya parece ser del Plioceno, los eruditos del management te transmitían que los empleados  se sentían motivados cuando sus objetivos se asimilaban a los de la compañía y barajaban términos de éxito profesional, económico, reconocimiento..( no no, no quiero nombrar a Maslow !!). Hace 25 años a cualquier profesor de management  que les hubiera dicho que en el futuro tendríamos personas con cargos de Chief Happiness Officers te hubieran suspendido sin mas o te hubiera dicho que lo tuyo no es el management.

Hoy nos damos cuenta de que ser feliz es importante, ser feliz hace rendir mas y mejor, y ser feliz es contagioso. Las empresas con consciencia ( que si que existen)  buscan la mejor manera de ser organizaciones felices porque saben que ya no solo compiten con otras por tu talento o tu rendimiento, también compiten con tu parte emprendedora, tu parte social, tu parte emocional, tu parte creativa,  tu parte humana en definitiva. Y eso es una buena noticia – las empresas poco a poco se alejan del modelo industrial en el que todos teníamos que asemejarnos a un patrón y se acercan más al modelo creativo, en que el patrón no existe pero el valor si, y empiezan a saber que a mayor creatividad, mayor valor.

Seamos felices y demos rienda suelta a la creatividad, y si para ello hace falta ayuda externa o tener a un Chief Happiness Officer, bienvenido sea!

Pero…¿ qué nos hace ser felices?

 

No Comments

Post A Comment

We work closely with you and carry out research to understand your needs and wishes.