¿ Adiós a la reducción de costes?

Leo la edición digital de Computerworld y me encuentro con una noticia titulada «Los CIO dicen adiós a la reducción de costes» y este esperanzador párrafo:

“La mayoría de los directivos de TI han visto reducidos sus presupuestos duramente durante los últimos años, por lo que ya cuentan con mucha experiencia en este tema”, apunta Marc Cecere, analista de Forrester en el informe “Qué está impulsando la demanda en IT?”.

De acuerdo con el informe de la firma, para los CIO y sus compras de TI, ahora es el momento de ejecutar y de entregar.

¿ Será verdad? Esperemos que si, que falta nos hace.

Si quieres leer el artículo completo, haz click «aquí»

 

¿ Estamos entrando lentamente en la madurez de las redes sociales ?

Recuerdo hace casi 8 años cuando empezaron a proliferar las empresas proveedors de servicios a internet , los ISP. En una ocasión, en LF Channel hicimos una convocatoria para un evento y teníamos un listado con más de 500 ISP’s. A los pocos años apenas quedaban unos 50. En el mercado de las redes sociales está empezando a pasar lo mismo. Estamos en la explosión del mismo, hay innumerables redes sociales, algunas con fuertes inversiones detrás. Cuando se entra en la madurez del «mercado» o del sector, los más débiles o más inconsistentes se quedan por el camino.

Os copio unas frases de una noticia aparecida en el blog EcoDiario:

Bebo, también en la cuerda floja

No todas las redes sociales tienen un futuro tan aparentemente espléndido como Facebook, cuyo parque de usuarios no deja de crecer. En cambio, Bebo, el servicio por el que AOL pagó 850 millones de dólares hace menos de un año para integrarlo con sus servicios AIM e ICQ de mensajería instantánea, está perdiendo usuarios (22,6 millones en diciembre pasado, frente a los 25,8 millones de octubre, según comScore) como en volumen de ingresos (20 millones de dólares en 2007, contra los 250 millones de Facebook). Por eso, TechCrunch asegura que AOL aceptaría ofertas por Bebo muy inferiores al precio que pagó inicialmente por ella. También hay quien lo desmiente rotundamente, pero TechCrunch insiste en su información inicial.