Imma Folch | La etiqueta de las redes sociales
125
post-template-default,single,single-post,postid-125,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

La etiqueta de las redes sociales

La etiqueta de las redes sociales

Fuente: El Universal de Mexico

¿Alguna vez tu jefe quiso agregarse como amigo en MySpace? ¿Qué tal cuando viste a la ex novia de tu esposo haciendo un comentario insinuante en Facebook?

¿Alguna vez tu jefe quiso agregarse como amigo en MySpace? ¿Qué tal cuando viste a la ex novia de tu esposo haciendo un comentario insinuante en Facebook? ¿Y el bravucón de la preparatoria que de alguna forma te encontró en Twitter y ahora quiere ser tu amigo?

Al tiempo que los sitios de redes sociales se han vuelto más sofisticados y populares, también han empezado a surgir la clase de situaciones complicadas que se presentan en las relaciones y el trabajo en el “mundo real”. Podríamos necesitar un poquito de orientación para enfrentar algunas de las situaciones que ahora se plantean en sitios como Facebook, con 175 millones de miembros a nivel mundial.

Para ello solicitamos la ayuda de dos expertas en “etiqueta” en línea. Anna Post, escritora e investigadora del Emily Post Institute, se especializa en etiqueta del siglo 21. Connie Reece es fundadora de Every Dot Connects, una compañía de medios sociales. Ambas han pasado mucho tiempo navegando el complicado mundo de la socialización en línea.

Trabajo

Tu jefe quiere ser tu amigo en un sitio de redes sociales. ¿Es buena idea?

Anna Post: Si eres buen amigo de tu jefe, adelante. Si te sientes incómodo, sugiérele un sitio de red social empresarial y envíale una invitación que diga: “aquí es donde me gusta mantener a mis contactos de negocios”.

Connie Reece: Si te sientes incómodo, no lo hagas. Díle que es sólo para fines personales, no de negocios. Piénsalo dos veces antes de aceptarlo. En Facebook puedes crear grupos y establecer controles de privacidad para cada uno.

Un compañero de trabajo envía fotos demasiado personales y mensajes sobre cuestiones sexuales. ¿Es mala idea bloquearlo o quitarlo como amigo?

Post: Tienes que sentirte cómodo en tu página; si eso no te lo permite, cierra esa puerta. Tu página es tu responsabilidad.

Reece: ¿Por qué tolerar conductas que te avergüenzan a ti o tus amigos? Elimínalo y no pienses más en ello.

Amor y relaciones

Un amigo cercano revela que se va a divorciar; por medio de una actualización de estatus en Facebook dice que ya no tiene una relación. ¿Debes responder al mensaje?

Post: No, mejor llámalo. Más vale no tomar un lado públicamente. La discreción es lo mejor en este caso.

Reece: No en público. Envía un mensaje privado o, mejor aún, llámalo. Alienta a tu amigo a no ser pródigo en detalles de su divorcio en Facebook.

Tienes una relación seria con alguien, pero en su perfil dice claramente que sigue soltero. ¿Es justo pedirle que lo cambie?

Post: Definitivamente. No es distinto a preguntárselo a alguien cara a cara. Si a ti te piden cambiarlo, debes considerarlo seriamente. La tercera opción es no registrar un estatus, aunque eso puede ser críptico. Es mejor poner en claro las cosas y fijar límites.

Reece: Definitivamente. Pero no vayas con la espada desenvainada; con tantos sitios, es fácil olvidar información que colocaste quizá hace meses o años. Una vez que se lo digas a tu pareja, sin embargo, el cambio debe ser rápido. De no ser así, quizá la relación no es tan seria como pensabas.

El pasado

Un amigo de la prepa o la universidad colocó una foto del grupo que te incluye y que en tu opinión no te favorece. ¿Debes pedirle que la quite?

Post: Si realmente te molesta siempre puedes pedirle que la quite; es tu imagen. Si te incomoda, adelante. Pero debes hacerlo juiciosamente. Facebook quizá no sea para ti si tienes que pedirle a la gente que elimine imágenes tuyas. También puedes eliminar el “tag”.

Reece: Si la foto y los comentarios pueden ser considerados ofensivos, no te detengas. Pero si estabas mal peinado o usabas metal en los dientes, aguántate. Todos lucíamos como tarados en la preparatoria.

Un viejo compañero de escuela o trabajo con el que no habías tenido contacto en años te descubrió y ahora te manda mensajes muy largos y personales. ¿Cuál es la respuesta adecuada?

Post: Yo daría una respuesta breve, pero un poco más que “hola y gracias”. Dos o tres líneas y ya. La forma en que redactes el mensaje determinará lo abierto que estás a una amistad. No preguntes más si no quieres respuestas. Puedes decir, “fue maravilloso saber de ti. Buena suerte y te deseo lo mejor”.

Reece: Ignora. Elimina como amigo. Bloquea. Si con ello se intensifica el acoso, llama a las autoridades.

Amigos y familia

Un amigo virtual de meses resulta ser muy distinto al conocerlo en persona; de hecho es bastante desagradable. ¿Debes abordar el asunto la próxima vez que tengan contacto en línea?

Post: Depende la gravedad del problema. A menos que te haya robado la cartera y te haya abandonado en un café, yo simplemente dejaría que se desvaneciera poco a poco. Quizá puedas dejarlo sobrevivir sólo en línea. Si quiere verte otra vez, simplemente no puedes. En la mayoría de los casos, si fue tan malo, probablemente eso bastará.

Reece: Deja que la relación muera naturalmente. Es probable que la comunicación disminuya. Si no es así, y la persona quiere una aclaración, habla directamente. Si se conocen en línea desde hace meses, tómate el trabajo de hablarle por teléfono o en una videoconferencia. Con pistas auditivas y visuales, es menos probable juzgar mal a alguien antes de conocerlo. (Traducción: Gregorio Narváez).

No Comments

Post A Comment

We work closely with you and carry out research to understand your needs and wishes.