Imma Folch | SIMO — Se acabó.
15
post-template-default,single,single-post,postid-15,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

SIMO — Se acabó.

SIMO — Se acabó.

Mi primer SIMO fue en 1989, cuando trabajaba en la División de Distribución de Philips Informática y Comunicaciones s.a. Era Product Specialist, o Product Manager ( en función de con quién hablabas ), y mi producto eran terminales punto de venta para restaurantes – más propio de un Hostelco que de un SIMO. Exponíamos en el stand de Philips, enorme por cierto, junto a máquinas de escribir, sistemas de grabación, laser discs, video discs, fotocopiadoras y algún PC. Ese año fue el último en el que SIMO se celebró en la Casa de Campo.

Cuando pasamos a IFEMA, nuestro stand estaba en el pabellón 7. ¡¡Qué noches aquellas, las previas al montaje!! – no había móviles, ni internet, ni tanta tecnología. Estábamos hasta las 3 o las 4 de la madrugada programando máquinas rodeados de carpinteros, pintores, electricistas, y muriéndonos de envidía pero con gran admiración por el stand de nuestros vecinos: Siemens. A eso de las 10 de la noche entraba un camión y descargaba el stand prácticamente montado, con sus plantas y todo… Nosotros deciamos ya cansados y muertos de frío : “¡¡Cómo se nota que son alemanes!!”

También recuerdo que a principios de los 90 hacía frío en Noviembre, y SIMO era el sitio donde conocer las novedades tecnológicas. Las empresas hacian presentaciones de sus productos en SIMO. Internet no existía como tal y realmente las novedades ERAN novedades.Y aún quedaba algún pabellon con mobiliario de oficina, aunque cada vez con menos oferta. SIMO seguía siendo el SIMPOSIUM INTERNACIONAL DE MOBILIARIO DE OFICINA.

¿Qué ha pasado entonces? SIMO no ha sabidp definirse, SIMO supo evolucionar desde el MOBILIARIO DE OFICINA a la OFIMÁTICA, y de allí a la INFORMÁTICA, y de alli a la ELECTRONICA DE CONSUMO…y de repente se encontró que consumidores somos todos, no solo los profesionales. Y se hizo más permisivo con el tema público no-profesional, y dedicó sus fines de semana a las familias de Madrid, y las empresas profesionales vieron sus días útiles reducidos, de martes a viernes por la mañana, e Internet ya traía todas las nuevas noticias, y los compradores de tiendas informáticas ya había firmado los acuerdos en el Medpi de Junio. SIMO vió, eso si, que algo estaba pasando y algo habia que hacer y empezó a invitar a Administraciones, y a inventarse ferias alternativas del ocio, etc…y perdió la identidad.

Me alegro de que SIMO haya decidido cerrar y cambiar. Sinceramente, pasear entre un stand de vinos de Rioja y el stand de la seguridad social con su DNI electrónico, para dirigirme al stand de cualquier fabricante de portátiles, es bastante surrealista.

Esperemos que SIMO vuelva en dos versiones: una profesional cargada de ponencias, conferencias, y mucha tecnología, y otra de consumo con muchos colores, ultimos gadgets, y espacio para generar acciones de marketing espectaculares.

Tags:
,
No Comments

Post A Comment

We work closely with you and carry out research to understand your needs and wishes.