Pensamiento del día / Thought of the day

«Friends are those who ask how we are and then wait to hear the answer.»
— Ed Cunningham
«»Amigos son aquellos extraños seres que nos preguntan como estamos y se esperan a oír la contestación.»
_ Ed Cunningham

Los buenos amigos

La vida a veces te separa de los amigos que en un tiempo eran los complices de todos aquellos fines de semana de salidas, excursiones, risas. La vida te trae parejas, hijos,  y trabajos que a veces te desplazan a otras ciudades. Pero los buenos amigos son aquellos que ya forman parte de ti, y aunque los veas cada seis meses el tiempo se detiene y retomas la conversación como si no hubiera habido ninguna interrupción temporal

Hoy he cenado con unos buenos amigos, y en estos momentos de tensión laboral, de crisis, de desespero y de tanta confusión, es tan reconfortante ver que los valores a los que no solíamos prestar atención son los que nos mantienen en pie…y la amistad es un gran valor.

Que feliz me siento en estos momentos y que afortunada por poder vivirlos.

Os recomiendo a todos que cultiveis las buenas amistades.

Hace unos meses encontré un artículo sobre la amistad muy interesante que quiero compartir. El artículo lo publicó el diario Las Provincias, de Alicante: «La amistad en tiempos de crisis».  Lo copio a continuación:

El gran filósofo Julián Marías se consideraba afortunado de contar en el reducido círculo de sus relaciones próximas personas de calidad muy aceptable. Entre ellos se hallarían sin duda los que tendrían el privilegio de su amistad. El amor que Julián Marías profesaba a la verdad, seguramente le impediría considerar amigo a quien no la amare en igual o similar medida. ¿Podríamos presumir cualquiera de nosotros de la calidad personal de nuestros amigos, de su amor a la verdad?.

Si de algo ha de servir la actual crisis económica es para que muchos puedan contrastar la verdadera naturaleza de sus amistades. El escritor y académico francés André Maurois, consideraba como propio de la condición humana, sentir a la vez ante las calamidades ajenas una sincera piedad y una imperceptible dulzura. «En la adversidad de nuestros amigos-añadía La Rochefoucauld- encontramos siempre algo agradable». Parecer que de manera semejante expresaba Mauriac: » creo que nos gusta ayudar a los desgraciados, pero nos molesta que conserven el reloj de la pared».
Continuar leyendo «Los buenos amigos»