Esencia digital

30H.jpgAbrí mi cuenta en LinkedIn en mayo de 2004, mi cuenta en Facebook a mediados del 2007, y mi cuenta en Twitter en el 2008. Para mi, era una curiosidad mas.

Mi primera conversación a través de un ordenador fue en 1989 – antes del nacimiento de la World Wide Web. El medio entonces eran los BBS – Bulletin Board Systems. Se traban de ordenadores que mediante un modem permitían una conexión entrante. Al depender de la línea de teléfono, se solía hacer cola ya que solo podía conectarse un usuario a la vez. El sistema permitía dejar mensajes en tablones de anuncios públicos y privados, intercambiar software y noticias.

Tras las BBS, me convertí en usuario de IRC ( Internet Relay Chat ) llegando a ser incluso IRCop de algunos canales ( operadora ). Fueron muchas las horas de pruebas con Bots, intercambios de mensajes con cientos de personas, y aprendizaje de diferentes clientes. Por descontado que era una afición muy difícil de compartir con mi entorno porque la mera explicación de la idea chocaba con la incredulidad y el escepticismo de la época. Aquello era raro y peligroso.

Gracias a Mosaic, el primer navegador gráfico, presentado en 1998, y a Compuserve, que nos permitió tener la primera dirección de correo electrónico, chats e intercambio de archivos – la simple idea de relacionarse con una persona por ordenador ya empezó a popularizarse.

Han pasado unos cuantos años desde entonces, y ahora las redes sociales forman parte de nuestra cultura de primer mundo, y poco a poco van usurpando relaciones convencionales.

Como en todo, aparecen profetas, estudiosos y creadores de métodos infalibles. Todos aportan, claro, pero el termino  anglosajón «learning by doing» tiene más sentido que nunca. El uso diario te dará la sabiduría. Nosotros, los formadores, tan solo tenemos que guiar y ayudarte a buscar tu esencia digital.

Las redes sociales, un aliado para encontrar empleo

Interesante – lo he leido el pasado 21/05 en TicPymes.es, escrito por Mayra Martínez Avidad. Os lo copio aquí:

El promedio de solicitudes enviadas por oferta de trabajo en el ‘site’ español de LinkedIn ha crecido un 116%.

Carlos y su mujer se encontraban en Brasil, pero anhelaban un empleo cualificado en España y lo intentaron a través de LinkedIn. Se registraron en la plataforma, actualizaron sus perfiles y se inscribieron en varias ofertas que se adaptaban a sus pretensiones. En poco tiempo, ambos lograron su objetivo de volver a España: su mujer fue contratada como consultora en una empresa de TI y él como consultor senior en Reputation Institute.

La crisis está dando impulso a nuevas fórmulas para encontrar empleo. Puede que las redes profesionales en Internet sean unos de los pocos sectores que se están beneficiando de la crisis. Un mercado laboral inestable y unos profesionales cada vez más dispuestos a emigrar dadas las dificultades para encontrar trabajo en su ciudad, están dando una gran proyección a redes profesionales como LinkedIn.
El pasado 6 de mayo esta plataforma de contactos profesionales celebró su sexto año de vida habiendo alcanzado la cifra de 40 millones de miembros en todo el mundo, 408.000 de los cuales, en España, un 80% más desde que se lanzara la versión en castellano en julio de 2008.
Las casi medio millón de personas nuevas apuntadas a las listas del paro en los últimos tres meses se deja notar en la actividad de los usuarios españoles. Las solicitudes de empleo en el site español de LinkedIn han registrado un aumento del 26% durante el último trimestre, y el promedio de solicitudes enviadas por oferta de trabajo ha crecido un 116%. Asimismo, según la red profesional, las recomendaciones han aumentado un 6%, lo que demuestra que los miembros españoles se apoyan mutuamente en la búsqueda de empleo.
Y parece que a veces funciona. En una encuesta llevada a cabo por la propia red de contactos, el 17% de los usuarios declararon haber encontrado un trabajo a través de LinkedIn.
En el mundo la tendencia continúa imparable. Cada dos segundos, un nuevo usuario se da de alta en LinkedIn. El portal también está resultando ser un buen termómetro de los cambios en la dinámica de desarrollo de los negocios internacionales. Los usuarios provenientes de las economías emergentes crece vertiginosamente. Así, la India cuenta ya con 2 millones de miembros.
Los sectores que utilizan más este tipo de networking online para la búsqueda de empleo, son las tecnologías de la información, banca/finanzas y marketing/publicidad, que engloban el 30% de los miembros europeos de LinkedIn. Se está percibiendo, no obstante un ascenso considerable de miembros provenientes del sector de las energías renovables y el sector de las distribución, este último está creciendo en el Reino Unido y España un 37% y un 52%, respectivamente.

Diferencia entre Red Social y Comunidad

Hoy me ha llegado via email una pregunta de un miembro de LinkedIn y amigo mio: ¿ qué diferencia hay entre redes sociales y comunidad ? Las opciones de respuesta son:

  • Sentido de pertenencia
  • Perfil vs contenidos generados por los usuarios
  • Abierto vs cerrado
  • Personalidad

Mi opinión personal es «Perfi vs contenidos generados por los usuarios».  Hagamos una analogía al mundo real. Una red es un conjunto de nodos unidos por unas líneas o caminos: red de pescar, red ferroviaria, red eléctrica, etc., mientras que una comunidad es un conjunto de seres que tienen en común una característica o deseo o valor o gusto, etc., que els une, por ejemplo: la comunidad de los fans del Duque, la comunidad grafitera, la comunidad de aquejados por el ruido de la discoteca de la esquina.

..pero, ¿no son sociales la comunidades? En las comunidades la gente intercambia opiniones e información, y crea una seria de vínculos entre sus iguales. ¿ Podríamos llamar a estos vínculos una Red Social ?

Quiero añadir una encuesta: ¿ es LinkedIn una comunidad o una red social?